simple mobile site builder

FUENTES NO CONVENCIONALES DE ENERGÍA RENOVABLE

Nuestro país es afortunado en tener abundantes Fuentes No Convencionales de Energía Renovable.

La ley 1715 del 13 de mayo de 2014 regula la integración de las energías renovables no convencionales al Sistema Energético Nacional promoviendo el desarrollo y la utilización de las fuentes no convencionales de energía que sean renovables para su participación en las zonas Interconectadas y No Interconectadas, que permitan un desarrollo económico sostenible con aplicación de esquemas que permitan la reducción de las emisiones de gases de tipo invernadero y contribuyan a la seguridad del abastecimientos energético.


Así, se abre paso a otras fuentes de generación de energía como la solar, eólica, marítima, biomasa, inclusive la misma minihidráulica la cual también es reconocida como renovable.


Nuestro país es afortunado en tener abundantes Fuentes No Convencionales de Energía Renovable – FNCER – en virtud de su posición geográfica en la zona intertropical cerca al paralelo Cero, sus dos costas marítimas y todos los pisos térmicos lo cual le permite mejorar su canasta energética obteniendo beneficios contundentes como mayor seguridad y menores pérdidas en el Sistema Interconectado Nacional – SIN -, y obtener mayores beneficios sociales y ambientales en las Zonas No Interconectadas – ZNI - por la implementación de proyectos FNCE, especialmente sustituyendo los obsoletos sistemas electrógenos a Diesel. Recientemente, La Unidad de Planeamiento Minero Energético adscrita al Ministerio de Minas y Energía expidió la Resolución Nº 281 del 15 de junio de 2.015, con la cual fijó el límite máximo de la potencia de autogeneración a pequeña escala, en UN ( 1 ) Mw.


Se esperan los decretos reglamentarios de la Ley 1715 de 2014 y de las que la antecedieron, en especial aquellos que regulen los temas de incentivos y sus aplicaciones en las diferentes etapas de preinversión, inversión y ejecución.


El siguiente cuadro nos muestra las diferentes fuentes no convencionales de energía renovable:


Fuente: UPME